Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Con la soga al cuello.

por Fran Laviada

Hay ocasiones en las que uno se ve envuelto en una especie de densa niebla, formada a modo de cóctel, que en distintas proporciones, mezcla diversas realidades de la vida diaria, como las preocupaciones, el poco descanso en forma de déficit de horas de sueño, el trabajo excesivo, el ritmo de vida trepidante y otras cuantas cosas más que envuelven el día a día del ser humano, y le hacen llegar a situaciones tan extremas, que las personas quedan cegadas a merced de la implacable realidad, y les resulta imposible en muchos casos, encontrar la puerta de salida, a una existencia opresiva. La sensación es de ahogo, como la ejercida por la soga en el cuello del ahorcado, apretando su garganta hasta hacerle imposible la respiración. Lo curioso, es que muchas veces se da la circunstancia, de que existe un enorme letrero indicando por donde hay que salir, pero no lo vemos, aunque lo tenemos delante de nuestros ojos.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post